Siglo RD

Siglo RD

Síguenos en siglord.com

Siglo RD

siglord.com...estamos ahí ahora

Siglo RD (siglord.com) periódico

digital, moderno, agil, pluralista y con difusión de todas las noticias y todas las opiniones.

Siglo RD

El debate del momento...los más valiosos Liga Americana


Justin Verlander.

NUEVA YORK -- José Bautista no duda cuando le hacen la pregunta si él debe ser el Jugador Más Valioso: "Claro que sí", respondió el mes pasado durante la Serie Mundial cuando fue a recoger el premio Hank Aaron al mejor bateador de la Liga Americana.

Pero también tuvo que reflexionar sobre la peculiaridad del debate en 2011, año en el que sobran candidatos y hasta se promueve la figura de un lanzador.
Y la discusión más encendida corresponde al toma y dame con respecto a Justin Verlander, el as de los Tigres de Detroit.
Verlander ya debe tener redactado su mensaje de aceptación del Cy Young, que probablemente ganará en forma unánime, pero es posible que tenga que hablar sobre el galardón al Más Valioso de la Liga Americana.
Su campaña fue fantástica, llevándose la Triple Corona de pitcheo al encabezar su circuito en victorias (24) efectividad (2.40) y ponches (250). También lideró en innings lanzados (251), tiró un juego sin hits y coqueteó con la gesta un par de veces más.
Las reglas de la votación de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica, a cargo de determinar los ganadores, incluyen la advertencia que "todos" los jugadores son elegibles al Más Valioso, incluyendo "lanzadores y bateadores designados".
Sin embargo, el patrón reciente indica que se hace caso omiso de esa consideración, así como la que indica que tampoco se debe descartar a alguien porque se equipo no se clasificó a la postemporada.
Los antecedentes no favorecen un "doblete" para Verlander. La última vez que un pitcher ganó el JMV fue el cerrador Dennis Eckersley con Oakland en 1992, mientras que el último abridor fue Roger Clemens con Boston en 1986.
Pedro Martínez tuvo méritos de sobra en 1999 con una campaña memorable con Boston y acabó con más menciones de primer lugar en la votación. Pero un par de votantes lo ignoraron por completo entre los 10 nombres que podían incluir en sus papeletas y quedó segundo, a 13 puntos de Iván Rodríguez de Texas.
El criterio que se impone es que hay dos categorías para los premios, algo así como zapatero a tus zapatos.
"No desprecio para nada a Verlander. Es un monstruo, pero el Cy Young es el JMV de los lanzadores", comentó Dusty Baker, el manager de los Rojos de Cincinnati.
Hasta un colega lanzador de Verlander comparte el punto de vista de Baker. "Lo más equitativo es que el Cy Young (es para un lanzador) y el JMV a un jugador de posición", dijo Jered Weaver, el as de los Angelinos que posiblemente quedará justo detrás de Verlander en la votación del mejor pitcher.
"Verlander tuvo una temporada increíble y las reglas dicen que es elegible para los dos premios. Creo que la última vez que se dio esta situación fue con Pedro Martínez y eso pasó hace mucho tiempo", señaló Bautista. "No veo nada de malo si es el ganador".
Aún con Verlander fuera de la liza, dirimir el ganador es ultra reñido. Bautista, jardinero de Toronto, es uno de media docena de candidatos con excelentes credenciales.
Robinson Canó y Curtis Granderson de los Yanquis; Adrián González y Jacoby Ellsbury de Boston; y Miguel Cabrera de Detroit son los otros nombres que suenan.
Cualquiera estaría bien, aunque las opciones de González y Ellsbury pueden haberse desinflado tras el colapso de los Medias Rojas en octubre. Otros descartan a Bautista porque sus Azulejos no fueron a ninguna parte. Que Granderson y Canó se restarán votos entre sí por estar en el mismo equipo.
La pelea debe estar entre Bautista y Cabrera, dominicano versus venezolano.
Bautista aventajó a Cabrera en OPS (la fórmula que combina embasado con slugging), además de liderar las mayores con sus 43 jonrones y 132 boletos.
Cabrera fue el campeón de bateo con promedio de .344, pegó más dobles y fue el mejor en embasado, superando por un punto porcentual a Bautista.
Y si se quiere emplear la estadística más sabermétrica de todos, el "Wins Above Replacement" del portal baseball-reference.com --el cálculo de triunfos que un jugador aporta a su equipo versus el uso de otro jugador en su posición-- pues el ganador es Bautista.
En los otros galardones:
MAS VALIOSO, LN: Lo único que pone en duda el triunfo de Matt Kemp fue que sus Dodgers (82-79) quedaron fuera de los playoffs, lo que impulsa los bonos de Ryan Braun y Prince Fielder de Milwaukee. Pero el desempeño de Kemp es sencillamente superior como líder en su circuito de jonrones (39), remolcadas (126) y anotadas (115), además de 40 robos. Estuvo hasta lo último con posibilidades de convertirse en el primer ganador de la Triple Corona de bateo en más de cuatro décadas, quedando tercero en promedio de bateo con .324.
CY YOUNG, LN: Clayton Kershaw de los Dodgers es el favorito, emulando a Verlander con un Triple Corona. Kershaw compartió con Ian Kennedy de Arizona el liderato de victorias (21) y ganó en efectividad (2.28) y ponches (248). Los Dodgers podría tener ganadores del JMV y el Cy Young en un mismo año desde que Kirk Gibson y Orel Hershiser acapararon los honores en 1988, la temporada de su última conquista de la Serie Mundial.
NOVATO DEL AÑO, LA: Jeremy Hellickson. El pitcher de los Rays sacó marca de 13-10 con 2.95 de efectividad en 189 innings. El dominicano Iván Nova de los Yanquis ganó más juegos (16-4), pero su efectividad fue de 3.70. El primera base de los Angelinos Mark Trumbo se hizo notar con 29 jonrones, pero se llevó 120 ponches.
NOVATO DEL AÑO, LN: Está entre dos jugadores de Atlanta, el cerrador Craig Kimbrel y el primera base Freddie Freeman. Ventaja para Kimbrel, cuyos 46 rescates establecieron un récord en las mayores para un novato.
MANAGER DEL AÑO, LA: Joe Maddon de los Rays. Sería su segunda victoria en cuatro años. Esta con mayor importancia al levantar un equipo que estaba nueve juegos atrás del wild card y lo clasificó a los playoffs. Un equipo que remontó un 7-0 en la octava entrada en el último juego de la campaña regular. Y lo hizo con una nómina casi nueva tras perder a Carl Crawford, Matt Garza y el resto del bullpen.
MANAGER DEL AÑO, LN: Los premios se definen antes de iniciar la postemporada, lo que deja fuera a Tony La Russa de los campeones Cardenales. San Luis también remontó una amplia ventaja en septiembre para ir a los playoffs y luego conquistar la Serie Mundial. El elegido debe ser Kirk Gibson, quien en su primera campaña completa llevó a los Diamondbacks de Arizona del último lugar de la División Oeste a la cima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario