Siglo RD

Siglo RD

Síguenos en siglord.com

Siglo RD

siglord.com...estamos ahí ahora

Siglo RD (siglord.com) periódico

digital, moderno, agil, pluralista y con difusión de todas las noticias y todas las opiniones.

Siglo RD

Bailarines, los juguetes de las divas


Gasper y Jennifer

¿Quién no recuerda a Patrick Swayze bailando en «Dirty Dancing»? Ese filmees el sueño de las adolescentes que buscan la fama y el éxito. Tal vez por ese motivo hay tantas cantantes que caen rendidas ante la tentación de poner un bailarín en su vida.
El último éxito de Jennifer Lopez con Pitbull se ha convertido en el lema de su nueva vida. «Dance the night away» («Pasa la noche bailando») es lo que la cantante norteamericana ha decidido hacer con su última conquista, Casper Smart.
Lopez conoció a Casper, 18 años menor que ella, bailando mientras rodaban el vídeo de su canción. Desde entonces son inseparables. Juntos han viajado a Miami, Hawai, Lima... y pasean su pasión por las calles de Los Ángeles, ante la desaprobación de la mismísima madre de JLo. 
Sin duda, Jennifer no ha querido perder mucho tiempo a la hora de encontrar pareja tras la ruptura con su tercer esposo, el cantante puertorriqueño Marc Anthony. 
Pero es que si a los músicos les da por salir con modelos, las artistas de Hollywood parecen sentir fiebre por los bailarines. Desde luego, a juzgar por los cuerpos de estos adonis del escenario, es posible entender la calentura que provocan. 
Jennifer Lopez repite en su debilidad de enamorarse de algún miembro de su cuerpo de baile, pues en el pasado se casó con Chris Judd, su segundo marido, del que se divorció a los dos años de la boda.

Los consortes del pop

Quien también pasó por el altar con su bailarín de turno fue Britney Spears. La musa de Pepsi conoció a Kevin Federline al ritmo de sus canciones y, tras miles de instantáneas robadas en las playas de California, la pareja se casó en privado estando Britney embarazada de su primer hijo a los tres meses de haberse conocido. Su unión no duró mucho —dos años— pero tuvieron dos hijos de quienes ambos comparten la custodia tras una durísima batalla legal.
En sus años adolescentes la protagonista de «Burlesque», Christina Aguilera, mantuvo una relación de dos años con el bailarín de su troupeJorge Santos. Aguilera confesaría después que Santos fue su primer amor y que sufrió mucho con esta ruptura. Muchos en su momento achacaron que el detonante fue una infidelidad de él. La ex cantante de las Spice Girls Melanie Brown también fue seducida por la magia de un bailarín con el que trabajó y terminó pasando por la vicaría. Lo suyo fue visto y no visto. Conoció a Jimmy Gulzar, se casaron y, dos años más tarde, cada uno iba por su lado. Los detalles de su ruptura no se hicieron públicos, aunque él aseguró que los implantes de pecho de Mel tuvieron la culpa.

La última conquista

La cantante y directora Madonna dejó a su DJ brasileño Jesús Luz por un bailarín francés de 24 años llamado Brahim Zaibat. Desde luego, para ser «novio juguete» de Madonna se requiere tener un cuerpo de escándalo y ser cuando menos exótico. Con la excepción de su ex marido, Guy Ritchie, que acaba de confesar que lo suyo con su ex «fue una farsa», todos las parejas de Madonna son de piel oscura y no tienen más de 25. A los 52 años, ella está espléndida y así luce palmito acompañada del bailarín francés Brahim, con quien sale desde hace varios meses.
La última conquista de la reina del pop dejó de estar en la última fila del escenario para pasar a bailar un número en solitario durante la presentación de la línea de ropa que la cantante acaba de realizar en París. «No fue una decisión deliberada y yo no lo decidí», explicó Zaibat a las revistas de su país a modo de excusa. Y aunque este joven está fascinado con Madonna, sus padres no están tan contentos, especialmente su madre que es diez años más joven que la pareja de Brahim. «Me quedé con la boca abierta cuando me enteré de que mi hijo salía con Madonna. Ella ya era famosa cuando yo iba al colegio. Y no dejaba de ser una estrella cuando Brahim crecía. Toda esta situación es muy extraña para mí. Diría que hasta surreal», confesó la madre.
Bueno, a tenor de cómo vemos a Ryan Gosling bailando la escena de «Dirty Dancing» en el filme«Crazy, Stupid, Love», una puede entender que Madonna ponga un bailarín en su vida. Y que el resto de las divas de Hollywood la imiten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario