Siglo RD

Siglo RD

Síguenos en siglord.com

Siglo RD

siglord.com...estamos ahí ahora

Siglo RD (siglord.com) periódico

digital, moderno, agil, pluralista y con difusión de todas las noticias y todas las opiniones.

Siglo RD

José Reyes pretende utilizar su velocidad en Miami


José Reyes

MIAMI - Con las espaciosas dimensiones del nuevo estadio de los Marlins, el dominicano José Reyes debe de tener muchas oportunidades de volar por las bases. La velocidad es gran parte del juego de Reyes, y todo luce indicar que el nuevo hogar de los Marlins le convendrá al torpedero.

Después de firmar un contrato de seis años y US$106 millones, Reyes cambiará de uniforme pero no debe de alterarse su estilo en lo absoluto. Al fin y al cabo, su nuevo estadio se parece bastante al Citi Field, su antiguo hogar con los Mets.
Los triples han sido la jugada insignia de Reyes a la ofensiva. Pueden esperar lo mismo del quisqueyano en Miami.
"Es un estadio grande", dijo Reyes acerca del nuevo parque de los Marlins. "Va a haber muchos triples, como lo hice en Nueva York. Si le doy a los canales, el 99% del tiempo voy a tratar de llegar a la tercera base. Ese es el tipo de pelotero que soy. Nada va a cambiar eso, trátese de un (estadio) grande o pequeño."
El triple es considerado una de las jugadas más emocionantes del béisbol, pero Reyes los ha hecho lucir como algo de rutina.
Desde que debutó en Grandes Ligas en el 2003, el quisqueyano ha conectado 99 batazos de tres bases. Sólo Carl Crawford (106) lleva más en ese lapso.
Reyes ha encabezado la Liga Nacional cuatro veces en dicho departamento, incluyendo compartir el título con Shane Victorino en el 2011 con 16. El dominicano fue líder en triples del Viejo Circuito también en el 2005, el 2006 y el 2008.
"Creo que cualquier estadio es un estadio de triples para José", dijo el presidente de los Marlins, Daid Samson.
Del jardín izquierdo al derecho, las dimensiones del nuevo estadio de los Marlins son las siguientes, en pies: 344-386-422-392-335.
Los canales son bien amplios, con 386 pies a la verja del jardín izquierdo-central y 392 en el derecho-central. Con una distancia de 422 pies a la pared del bosque central, Reyes debe de tener muchas oportunidades de exhibir su velocidad.
La diferencia es que ahora no se verán las trenzas de Reyes. Los Marlins tienen una política en ese sentido, y el quisqueyano afirma que se cortará el pelo antes de los entrenamientos.
"(Las trenzas) se van a ir", afirmó el paracorto. "Necesito cortarlas. Cuando llegue a los entrenamientos, voy a lucir un nuevo look. No me importa. En el pasado tampoco tuve (el pelo largo). No va a afectar mi juego, para nada."
A pesar de que ya no se verán las trenzas, Reyes dice que hará algo llamativo con los cabellos.
"Empezará a hablar con mi barbero a ver qué voy a hacer", expresó. "No va a ser pelo largo, pero voy a hacer algo."
Los Marlins buscan inyectar más velocidad a su ataque, y Reyes parece ser la solución como el prototipo de un primer bate.
El nuevo manager de Miami, el venezolano Ozzie Guillén, tiene previsto poner a Reyes como primer bate, seguido los también dominicanos Emilio Bonifacio y Hanley Ramírez. En términos de velocidad, ese trío debe de estar a la altura de cuatro otro en Grandes Ligas.
"Si (Reyes) inicia el partido con un doble, Bonifacio fácilmente puede avanzarlo a la tercera y luego Hanley puede empujarlo", dijo Samson.
La última vez que los Marlins contaron con tanta velocidad fue en los días del Juan Pierre y el dominicano Luis Castillo.
"Sentimos que estamos recreando ese top 3 de Pierre/Castillo/Pudge (el boricua Iván Rodríguez) con Reyes, Boni y Hanley", manifestó Samson. "Ganamos un anillo con esos tres, así que espero que ganemos un par con estos tres."
Rodríguez estuvo con el equipo por un año, y su legado fue sellado al ganar los Marlins la Serie Mundial del 2003.
La verdad es que Reyes está acostumbrado a jugar en un estadio espacioso. En sus últimas tres temporadas con los Mets, jugó en el Citi Field, con dimensiones de 335-371-384-408-415-378-330.
Los Mets han hecho algunas modificaciones a su estadio, que ahora tiene 335-358-385-408-398-375-330.
Lo ideal para los Marlins es que su estadio le convenga a los lanzadores.
"Esperamos que sea un parque de los pitchers", dijo Samson, quien también afirmó que no piensan tener el césped tan corto. "Y a José le dijimos, 'queremos utilizar tu velocidad en el tope del lineup, con contigo y (Bonifacio) encabezando el lineup, conviene tener el césped largo."  

No hay comentarios:

Publicar un comentario