Siglo RD

Siglo RD

Síguenos en siglord.com

Siglo RD

siglord.com...estamos ahí ahora

Siglo RD (siglord.com) periódico

digital, moderno, agil, pluralista y con difusión de todas las noticias y todas las opiniones.

Siglo RD

Una estrella rubia y negra...Julián Ruiz, El Mundo, España


Escucho en estos momentos en que escribo, 'Let me down easy', la canción que el es el cierre de su último álbum, 'The Dreamer' que apareció hace unos meses. Es una buena canción para su muerte:'dejame tiarada ...'.

He vuelto a leer un poco de 'Rage to survive', un libro apasionante sobre la vida de los músicos, que es precisamente su autobiografía. Apareció a mitad de los años 90 y las historias se repiten, se retuercen en el fango de la propia música.
Tiene cuentos parecidos con la autobiografía de Miles Davis, otro personaje que adoró. Cuenta en el libro que su madre siempre quiso que se casara con un cantante de jazz, pero Etta siempre decía que hubiera preferido a Davis. Cuando escribía el libro batallaba con angustia la suspensión de su adicción a la heroína. Etta James, finalmente, decía que estaba predestinada a llevar la vida de Billie Holyday. Quizá la figura enblemática de toda su vida. Para lo bueno, para el formidable timbre en la voz y para arrastrarse por los sollozos y los gritos perversos del mundo de la droga.
Sin embargo, mi disco joya favorito de Etta James siempre será 'Tell Mama' Cuando Teddy Bautista, en el año 69, me dió a conocer 'Tell mama', porque la tocaban en directo los Canarios, descubrí a una cantante increíble que sólo me ha dado ratos maravillosos en toda mi vida.
'Tell Mama' es probablemente uno de los mejores discos de «soul» de toda la historia. Contiene tres temas que son obras maestras. Desde luego, 'IŽd rather go blind', 'Security' de Otis Redding y el propio tema que da título álbum.
La verdad es que fue el propio Leonard Chess quien la empujó para que grabara en los Muscle Schoals, con aquellos sensacionales músicos de sesión. En aquellas sesiones incluso llegó a cantar una increíble versión de 'I got you babe' de Sonny and Cher, que ahora hemos recuperado en la re-edición del álbum.
Bueno, Etta James murió en el hospital de Riverside Community Hospital de Los Angeles, con su marido Artis Mills y sus hijos Donto y Sametto, al lado de su cama. Tenía 73 años, pero sufría demencia, muchos problemas con el riñón y batallaba contra la leucemia. No ha podido más esta mujer negra que se atrevió a ser rubia y una rabiosa amante la música y las drogas.
Etta James tuvo el vicio de la heroina, del vino y el champaán como canta en The Dreamer, en su último album, pero nunca tuvo una vida fácil sólo para que pudiera demostrar su talento. Jamesette Hawkins era su verdadero nombre. Jamás conoció a su padre, aunque se sospecha que fuera un famoso jugador de billar americano llamado Minnesotta Fats.
Todos se aprovecharon de ella. Ella se aprovechaba de la vida y la mataba poco a poco.El otro día moría Johnny Otis. Fue quien la descubrió como cantante. Estamos a mitad de los años cincuenta y ya tomaba heroína. Se lo gastaba todo. Otis sólo le daba 10 dólares por actuación. Otis se aprovechó de ella , pero se la presentó a Leonard Chess, el emigrante polaco que había hecho un gran sello en Chicago, con la maravillosa música de los negros, desde Chuck Berry a John Lee Hooker.
La hizo una estrella de la música y su amante. Maravillosos recuerdos en diez años. Canciones mágicas inolvidables como 'SomethingŽs got hold on me' -mi favorita- 'Trust in me' y , por supuesto, 'At Last', una canción que había hecho Glenn Miller , pero que en su voz se transformaba en algo supremo y en la canción inevitable siempre en las boda americanas. Obama quiso esa canción siempre fuera su favorita, pero cuando sonó en la Casa Blanca, la cantó Beyoncé que había interpretado a Etta James, en el flojo film Cadillac Records, la historia de Chess Records.
El epílogo es lamentable. Hay una pelea por un millón de dólares en el testamento. Ahí están peleandose sus dos hijos, que tocaban en la propia banda de Etta James y ese extraño marido que aún la hundió más en el mundo de la heroína. Etta siempre lo defendió y aseguró que fue él quien la salvó de ir a la cárcel.
La voz voz, es lo que te asombra de ella. Era una estrella como lo desmostraba, porque una negra también podía ser rubia y una maravillosa estrella del soul. Pero, ¿cuántas Etta James hemos conocido?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario